El inicio del camino

Por:
14 diciembre, 2015
0

ESPIRITUALIDAD

Idea original de Pilar Lomelín Aragón

 

Los momentos más importante de nuestra vida desde nuestro nacimiento hasta nuestra muerte, están acompañados de algo fundamental, la respiración. Es tan natural que nos olvidamos de su importancia. Sin embargo, si dejáramos de respirar, simplemente moriríamos.

Photo by: Pinterest, Aprender a controlar la respiración ayudar a quitar el stress.

Photo by: Pinterest, Aprender a controlar la respiración ayudar a quitar el stress.

 
Tomemos unos minutos y pensemos en ese primer momento en que tuvimos contacto con la respiración y que fuimos paridos. Justamente lo primero que se esperaba de nosotras y nosotros es que inhaláramos a través del llanto para así dar inicio a nuestra vida en este mundo.
Ahora bien, durante la vida la respiración más gozosa se pone en evidencia a través de los suspiros, del placer sexual que siempre está acompañado de respiraciones largas y profundas y después cortas y aceleradas.
 

Photo by: Pinterest, Cuando aprendemos a ser consientes de nuestra respiración, disfrutamos más la vida.

Photo by: Pinterest, Cuando aprendemos a ser consientes de nuestra respiración, disfrutamos más la vida.

 

Nuestro erotismo se nutre y se sostiene gracias a la respiración. Entendiendo que lo erótico es todo aquello que nos hace sentir la vida. Tan solo piensa en cuando te llevas a la boca ese delicioso bocado de la comida que más te gusta, por dar un ejemplo. Es cuando más te sientes en ti.

 

Cuando aprendemos a ser conscientes de nuestra respiración, entonces disfrutamos más la vida y nos mantenemos mucho más tranquilos y contentos. Lo más delicioso es una sensación de paz interna que se propaga y que nos permite mantener mayor aceptación denosotras y nosotros mismos; mejores relaciones con las demás personas y con nuestros entornos.

 

Así mindfulness, nos va llevando al autoconomiento y a un proceso de re-ligare, es decir, nos integra. La palabra religión viene de practicar la respiración y de estar presentes en todo momento, para llevar a la acción lo que pensamos y sentimos, desde nuestras propias creencias. Es decir, vivir en congruencia, o sea, SER YO.

Dejemos de vestar viviendo en Tanatos

Photo by: Pinterest, Dejemos de estar viviendo en Tanatos

 

Desde hace mucho tiempo nos han educado para acatar órdenes, mandatos, normas que nos dejan sin aliento, pues nos llevan a trabajos extenuantes, relaciones que nos exigen y nos asfixian y nos sentimos infelices, sensaciones de carencia continua en muchas áreas de la vida, por lo que nos volvemos neuróticos, ansiosos, estresados, hasta que nos vamos enfermando. Porque nos alejamos de nosotras y nosotros mismos, dejamos de Ser.

 

Lo que nos ayuda a vivir en consciencia plena, mindfulness, es respirar, pues se convierte en una energía que te ayuda a estar despierto/a y atento/a en todo momento. Nos permite conectar instante tras instante con la vida, eros y dejamos de estar mortificándonos, viviendo en tanatos.
 

pensamientos-constructivos

Photo by: Pinterest, Controlar la respiración te ayuda a tener pensamientos constructivos

 

 

1. Al despertar inicia con tres respiraciones profundas, antes de que saltes de la cama.
 
2. Deja los ojos cerrados un momento y percibe lo que escuchas, la temperatura, la luminosidad de la habitación, las sensaciones de tu cuerpo, si existe algún olor.
 
3. Al dirigirte a tu primera actividad que suele ser en el baño, nuevamente respira y pon atención en tus movimientos.
 
4. Al entrar en contacto con agua pon atención en la respiración y en la temperatura del agua y en tus sensaciones.
 
5. Camina de manera erguida, extendiendo tu cuerpo, alargándolo,
 
6. Al ingerir alimentos, respira antes de morder y luego saborea cada bocado, aun cuando tengas poco tiempo, tu comida será más nutricia y la disfrutarás mucho más.
 
7. Al manejar, procura estar muy consciente de tu respiración y de tu postura, además observa que estás pensando, sintiendo, esperando.
 
8. Obsérvate, si tuviste alguna contrariedad, cómo es tu respiración, qué estás pensando, ¿eres constructivo/a con tus pensamiento, o eres destructivo/a?
 
9. Los pensamientos destructivos generan violencia en contra tuya y en contra de las demás personas e incluso del medio ambiente.
 
10. Pasamos la vida caminando, pero habitualmente vamos corriendo de un lado al otro y nuestro apresurado paso llena de ansiedad y pesar la tierra. Procura caminar concentrado/a en tu paso, en el camino y por supuesto en tu respiración. Los pensamientos se detendrán poco a poco.
 
11. Al final del día, busca un lugar favorito en tu casa, date unos minutos y procura llenarlo de silencio, siéntate sin televisión, ni música, ni computadora, ni nada que pueda distraerte, ahora, respira tres veces de manera muy profunda y agradece que sigues vivo/a y que estas recibiendo muchas experiencias. Practica diariamente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Be-healthy,-be-the-one-Health-&-Fitness-Sexo

Compartir este artículo Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on Facebook0

14 diciembre, 2015
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Social

Side Bar Down 1
Side Bar Down 2
Side Bar Down 3

Newsletter

Regístrate en nuestro Newsletter