La magia en los paraísos de Tailandia

Por: Alejandra Llano
15 enero, 2015
4
pimalai-featured1

Tailandia

Amigos quiero contarles mi experiencia en el viaje que realicé hace unas semanas. Como ya saben mis travel-experiences favoritas siempre se han caracterizado por tener algo de exotismo, desde el lugar, la cultura, gastronomía y hasta los habitantes, así que en esta ocasión el avión me llevó directo a Tailandia.

Los tailandeses son amables y simpáticos, el país es estable y avanzado, los precios son accesibles, cuenta con muy buena infraestructura turística y ofrece un poco de todo, desde ruinas arqueológicas a playas paradisiacas que son las que tanto me encantan. La gastronomía es muy sofisticada, una combinación de sabores dulces, ácidos y picantes, allá se come mucho el cerdo y los vegetales combinados con curry. También utilizan mucho la leche de coco que por cierto amé. Me llamó mucho la atención que en todos los platillos que probé destacan los sabores del jengibre, lima, vinagre, chili y azúcar. Verdaderamente fue un placer a mi paladar cada comida probada, no me puedo quejar.

 

pimalai.com5

Palacio Real de Bangkok

Todo buen viaje a Tailandia empieza normalmente en Bangkok, para ser más precisa, en el Palacio Real de Bangkok, que fue sede real desde el siglo XVIII hasta mediados del siglo XX. Es un edificio impresionante, de verdad sentía que estaba en una película oriental. El lugar más importante del palacio es el templo Wat Phra Kaew, en el cual se encuentra el Buda de Esmeralda, que tallado en jade en el siglo XV y con sólo 45 centímetros de altura, es el más valioso y venerado de Tailandia, créanme que a mí, al tenerlo de frente, me inundó una emoción inimaginable, ¡es tan imponente! Claro que tienes que estar descalzado frente a él y con ropa adecuada, nada de shorts o t-shirts sin mangas, pues son muy estrictos y como yo soy fiel creyente de la cultura Budista ya se podrán imaginar cómo me sentí. Sin exagerar la energía en ese templo es tan diferente y magnífica que no quería salirme de ahí. Realmente es una ciudad vibrante a la que merece la pena dedicar al menos un par de días.

En el templo Wat Phra Kaew, Buda de Esmeralda

En el templo Wat Phra Kaew, Buda de Esmeralda

 

Después pasé unos días un poco más al sur, a unos 70 kilómetros de Krabi, esta Koh Lanta, el nirvana para quienes busquen tranquilidad y descanso. No pueden imaginarse la belleza de los manglares, arrecifes de coral y largas playas de arena blanca que dan forma a otro de esos lugares de Tailandia donde aún no ha llegado el turismo de masas. Ésta vez alquilé una moto y recorrí la isla de norte a sur, cada que avanzaba descubría nuevas playas escondidas, cascadas, pueblos de gitanos y aldeas de pescadores que iban apareciendo en  Kantiang Bay y Waterfall Bay.

 

 Kantiang Bay, Waterfall Bay

Tailandia, Kantiang Bay, Waterfall Bay

 

Al lado está el Resort Pimalai, donde me hospedé. He de decirles que es uno de los hoteles más lujosos de la zona, con un excelente servicio. Visité también Ban Saladan el lugar perfecto para comer pescado y marisco en alguno de los restaurantes situados directamente sobre el mar, cerca hay un puente que comunica la isla con tierra firme que la convierte en un lugar de paso casi obligado.

Resort

Resort Pimalai

Aquí finalizó mi recorrido, lugares y días me hicieron falta para explorar más, pero fue una experiencia increíble, realmente descubrí otro mundo, otra cultura, es un destino totalmente recomendable, si tienen la oportunidad no duden en hacer este maravilloso viaje. ¡Saludos!

 

Firma: Iya Dorantes.

 

 

 

 

 

Live, love, laught, be Alive

Compartir este artículo Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on Facebook0

15 enero, 2015
4
alellc@yahoo.com'
Acerca del autor

Alejandra Llano

http://www.facebook.com/alellano

Ver todas las noticias publicadas por Alejandra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Social

Side Bar Down 1
Side Bar Down 2
Side Bar Down 3

Newsletter

Regístrate en nuestro Newsletter